Nominados a mejor fotografía en los Oscar 2016

RGBStudio

Emmanuel Lubezki (El Renacido)

Sin duda alguna, si hay un gran candidato a vencer en la próxima entrega del Oscar el 28 de febrero de 2016 en Mejor fotografía es Emmanuel Lubezki quien ya ha participado en otras películas como Birdman y Gravity.

video_32783

A continuación nuestra lista de predicciones de Mejor fotografía.

Robert Richardson (Los 8 más odiados)

El más premiado de la terna, con tres Oscares en el bolsillo (HugoEl aviador y JFK), es uno de los más difíciles a vencer (Lubezki ya perdió contra él en 2012). Y aunque su récord ganador podría abrir paso a que alguien más se levante esa noche con el tofeo, será difícil que el brazo de fotógrafos de la Academia ignore el espectacular trabajo artesanal que implicó filmar en 70mm y en la nieve.

losocho2.jpg

Roger Deakins (Tierra de nadie)

El veterano Roger Deakins, predilecto de los Coen…

Ver la entrada original 136 palabras más

Anuncios

La eventualidad…

La falta de ingresos económicos, para cubrir nuestras necesidades diarias como personas de una clase social media-baja, es lo que se le llama CRISIS en la actualidad, algo que Honduras siempre lo ha vivido, desde, que los países a los que nosotros los “tercermundistas” llamamos “potencias” por la mayor cantidad de trabajadores que tienen a nivel mundial, también han sufrido, y en mayor escala.
Quería enfocarme en esta noticia que se ha popularizado desde hace poco más de un mes, que es la de escases del frijol, pero me he detenido a recapacitar mejor. El alimento es parte de nuestro diario vivir y en algún momento debe agotarse como es de lógica, no es la culpa de un presidente que el grano se termine, somos seres vivos y lo consumimos todos los días, él no lo puede crear de la nada, solo le queda esperar las toneladas que compró a Colombia y Etiopía, que hasta el momento el de Colombia está más cerca ya va a llegar, y luego darle el chupete al niño que tanto estaba llorando.
Por unos momentos me lo creí todo, esta es solo una de las noticias que utilizan a diario los medios de comunicación de Honduras para ponernos en estado de alarma y dirigir toda nuestra atención allí.
Los problemas reales son hacer negocios ilegales que perjudican a muchos, el decirnos todo el tiempo que somos pobres y no nos podemos comparar con los demás porque estamos muy por debajo de todos, más sin embargo los que si aprecian el poder y belleza de nuestro país les interesa que sigamos pensando como mediocres y repudiemos nuestra patria, para convencernos que la inversión que ellos traen es la solución a nuestros problemas y ellos hacerse más ricos.
El no poder decir sin avergonzarnos que amamos nuestro propio país, que todos vamos a luchar por mejorar esta nación en la que no se respeta la inteligencia de nuestros propios autóctonos, no aceptamos de una vez que nuestra cultura es de ser personas humildes (no es pobreza). Nos queremos poner en competencia con los otros países excéntricos, y parecernos a ellos. No tenemos que ser iguales, tenemos que ser mejores.
En realidad creo que no sabemos que es lo que de verdad queremos los humanos, y por eso siempre estamos quejándonos y culpando a los demás de nuestra falta de acción. Una sociedad perfecta nunca va a existir, pero una sociedad en la que todos estemos de acuerdo en que es lo ideal, no se va a construir sola, es una participación de todos.
Ya deberíamos dejar de pensar que la culpa es de los corruptos. Estamos así, porque nosotros no nos interesamos en nada, solo en recibir y aceptar todas las ideas que los ricos quieren que apoyemos. Somos los creadores de la desigualdad, indiferencia, silencio, manipulación, hipocresía y todo por cuanto nos quejamos a diario, somos esclavos de nosotros mismos.
Si nos vamos a preocupar toda nuestra vida por algo tan común como el dinero, nunca vamos a ser felices, los papeles se imprimen a diario, los ricos nos hacen creer que no hay cantidades suficientes para pagar deudas tan altas, que soy incapaz de imaginar que haría una persona con tanto dinero. Las imprentas de los bancos imprimen millones para seguir con el jueguito de ponerle valor a todo lo que tocamos, y “vos me obedeces a mí porque yo te pago”.
Lastimosamente se ha distorsionado el termino “realidad”, y aquí es muy común escuchar a alguien decir “esta es la realidad” esa palabra significa tristeza, cuando para mi es todo lo contrario. Significa vivimos en un mundo para disfrutar lo que está a nuestro alcance. Nosotros podemos elegir lo que queramos pero nos han lavado la cabeza y pensamos que nos merecemos esto por “ignorantes”
Mi análisis de este día, debía ser sobre la crisis de nuestro país, y analizando por más tiempo de lo que me tomaría, esta fue mi opinión. Tal vez si le dejamos de llamar crisis la gente dejara a un lado el pesimismo, yo le voy a llamar eventualidad. Aún podemos cambiar.

La inmigración es un problema real

Las personas que se van de este país en busca de un mejor estilo de vida, o el sueño de todo hondureño de vivir en paz, quiérase o no es un problema. ¿Por qué? Porque normalmente las personas que hacen esto son de bajos recursos económicos y viaja de forma ilegal; en el trayecto se están arriesgando a morir, pero si se salvan de esto, son detenidos y deportados nuevamente a nuestro país.

Ya he leído muchas noticias sobre el tema, mencionan muchas cifras que se han acumulado desde hace años, estadísticas, etc. Trece mil niños hondureños detenidos en Estados Unidos, y más de 82 mil personas en total, y todos centroamericanos.

Pero no quiero profundizar en cifras, porque de eso ya hay bastantes detalles en todos los medios de comunicación. Me interesa enfocarme en el pensamiento de estas personas. Me parece muy triste que piensen que si  se van a otro país se les tratará como iguales o tendrán mayores facilidades que aquí. Desde el momento en que se van pierden todos sus derechos y allá los verán como delincuentes. Allá no vivirán el típico “sueño americano” porque tendrán que cuidarse siempre de que la policía no los capture y no gozarán de los derechos de los ciudadanos, con mucha suerte, solo los derechos humanos.

¿Pero estas personas saben esto?  Si lo saben, son conscientes de ello, pero a pesar de eso ¿Por qué se van? Por el alto costo de la vida en Honduras, no hay suficientes fuentes de trabajo, y lo más importante no hay educación. ¿Qué está haciendo el gobierno hondureño ante este problema de los inmigrantes? Una campaña para informar a los ciudadanos sobre todos los riesgos del  viaje ilegal con los coyotes, esto lo vi en la televisión. Por qué mejor no invierten en crear más escuelas para esos 13 mil niños que vienen de regreso, porque a mi criterio, si ellos no van a la escuela son delincuentes en potencia.

Y viéndolo del lado de Estados Unidos, ellos no tienen por qué lidiar con esas personas, ellos tienen leyes y nosotros no tenemos cabida allí. Los centroamericanos piensan que con la famosa reforma migratoria los niños en especial tendrían permiso de quedarse, y cada vez más padres y madres de familia se atreven a enviar a sus hijos solos a los países del norte.

Nuestro país a pesar de vivir en una realidad económica tan pobre, sigue creyendo todo el bombardeo de noticias y publicidad que a diario vemos, aún no hemos desarrollado la capacidad de analizar todo lo que es real y el mundo utópico que se ofrece.

Para culminar, tristemente debo opinar, que debido a la ineficiencia que presentó Juan Orlando Hernández ante esta situación, es muy probable que Estados Unidos envíe cifras mayores al terminar este año, las personas seguirán inmigrando ya que no tienen miedo de hacerlo, tal vez cuando el presidente de E.E.U.U imponga una multa a los gobiernos de los inmigrantes la situación se tome con la seriedad que merece.

Delincuencia, el mayor problema de Honduras.

Según la ONG Latinobarómetro  que presentó su último informe del estudio de opinión pública a Honduras en 2011, el 30 por ciento de los hondureños estima que la delincuencia e inseguridad son el principal problema del país. La segunda mayor preocupación es el desempleo, un 33 por ciento de los jóvenes no estudia ni trabaja, la tercer mayor preocupación es el alto costo de la vida.

El informe que la policía nacional presento el año pasado es que los asesinatos se redujeron en 10.4 unidades (en el 2012 la tasa era de 85 mpccmh), con 75.1 muertes por cada cien mil habitantes  sumaron 6, 427 muertos en el cierre del 2013.

Sin embargo el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras  presentó su informe en el que menciona que la tasa nacional de homicidios es de 79.7%.

Eso dejo muy mal parado al presidente Porfirio Lobo Sosa ya que no pudo manejar situaciones como delincuencia, narcotráfico, pobreza ni corrupción.  Siendo Honduras el país con tasa de homicidios más alta en Latinoamérica. Uno de los principales problemas son las bandas o pandillas que matan para defender su identidad y pertenencia al grupo, por lo que las muertes “son arbitrarias”.

En lo que va de este año 2014 bajo el gobierno de Juan Orlando Hernández han habido 2,634 homicidios, aseguran que son 611 menos que el año pasado según Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), pero esto no deja de ser alarmante. El plan de este gobierno es reducir la cifra en un 15% este año, ¿Y cuál es la medida que implementó el presidente para disminuir los crímenes? La creación de una nueva fuerza de seguridad.

Honduras vive una ola criminal que a diario deja un promedio de 15 muertos, según autoridades locales, que atribuyen buen parte del índice de criminalidad que afectan al país.

A la fecha el dinero recaudado de la Ley de Seguridad Poblacional  es de 1,800 millones de lempiras que se invertirán en cámaras de vigilancia para la ciudad inteligente y tres radares que se compraron para la lucha contra el narcotráfico. Con este dinero también se han financiado operaciones de seguridad como las Fuerzas Armadas, Policía Militar, y policía Tigres.

En este año la delincuencia se ha mantenido igual que los años anteriores, ha habido un poco de disminución en cuanto a los homicidios pero las cifras siguen siendo muy reñidas, no ha habido un cambio verdadero aún. 

Crimen Organizado

San Pedro Sula se ha convertido en una ciudad peligrosa debido al alto crimen organizado. Todos debimos haber leído la noticia sobre las personas que murieron en un supermercado popular en esta zona. Nos espantamos con la idea de imaginarnos que nosotros hubiésemos ido a hacer compras en ese lugar o simplemente a almorzar con nuestros compañeros y morir a causa de una bala perdida.

En mi opinión los dueños o la seguridad del establecimiento no tienen culpa de la muerte de estas personas, son víctimas de lo que ocurre en Honduras, lastimosamente las víctimas murieron por que otro sujeto tenia negocios ilícitos; eso es lo que más nos afecta sentimentalmente a los estudiantes que tenemos sueños y metas,  el pensar que ya no se respeta el valor humano.

Hace unos años ocurrió algo similar en unas canchas en horas de la noche (10:25 p.m.) doce personas armadas mataron al menos a cuatro inocentes.

Cuando leo sobre estos sucesos y sabiendo perfectamente que no solo en nuestro país ocurre, me pregunto cómo puede un ciudadano común cambiar esto, porque si ni el gobierno ha podido, como podemos crear una presión social tan fuerte contra de la violencia de manera que desaparezca  totalmente?

Necesitamos más educación, porque sin una buena orientación las personas no saben cómo desarrollar sus habilidades de forma sana, legal y sin llevarse de encuentro a terceros. Pero sobre todo lo que más necesita mi país es amor. La ausencia de amor es el pecado y se ve reflejado en las malas obras de estas personas desorientadas que han llevado a la muerte a inocentes que luchan por construir una mejor sociedad.

Necesitamos más justicia, personas con buenos ideales que se encarguen de que se cumplan las leyes y volver a cambiar la idea de que todo se resuelve con violencia, no se trata solo de encarcelar a los tipos que cometen los crímenes sino de darles un seguimiento, una terapia para que se puedan incorporar a la ciudad.

No hay camino para la paz, la paz es el camino.- Mahatma Gandhi

Plan de rescate del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS)

Recordando un poco la historia de corrupción que ha existido en el seguro social, desde la compra de treinta vehículos de lujo, dos casas aseguradas, con un costo de medio millón de dólares cada una y ni mencionar los gastos de hasta 50,000 lempiras diarios en joyas con dinero del IHSS.

Las autoridades locales incautaron a inicio de este mayo varios bienes y cuentas bancarias del exdirector del Seguro Social Mario Zelaya, en paradero desconocido y quien tiene una orden de captura por presuntos actos de corrupción.

Los titulares de los diarios siempre generan opinión de los ciudadanos descontentos con este robo, el despilfarro de dinero es más que evidente mientras que el seguro se viene abajo con falta de medicamentos y mal servicio.

La comisión interventora del Instituto Hondureño de Seguridad Social no solo ha sacado a luz los actos de corrupción que tienen a la institución sumida en una profunda crisis; también planteó las alternativas para rescatarla y revitalizarla.

Aunque el camino no será fácil, la meta ya fue planteada: universalizar los servicios para dar cobertura a todos los hondureños,  dió a conocer el Presidente Juan Orlando Hernández este día con un grupo de empresarios y dirigentes obreros en la capital industrial. La propuesta será enviada al Congreso Nacional en no menos de 14 días.

Hay esperanza de que este plan de rescate no solo quede como otro proyecto más, sino que se lleve a cabo e ir limpiando la corrupción de este instituto que es tan necesario para todos los hondureños que tanto lo necesitamos.

Bienvenidos a mi blog…

Quiero comenzar con este pequeño proyecto con un pensamiento de una de las personas que me influye cada día, lo dejo aquí:

¿Por qué la gente quiere poder?

“Es difícil imaginar una humanidad sin celos, ira, competencia y ansia de poder, pero es posible. Sólo que nunca hemos pensado en eliminar las causas.

¿Por qué la gente quiere poder? Porque no se respeta lo que hace. Un zapatero no es respetado como el presidente de un país. En realidad, podría ser mejor zapatero que presidente. La calidad debería ser elogiada; si es un excelente zapatero, no necesita interesarse en ser presidente. Su propio arte, su propia destreza, le dará dignidad y el respeto de la gente.

Cuando todos son respetados por lo que son, cuando cada profesión es respetada, cualquiera que sea, cortas las raíces mismas del crimen, de la injusticia”.- Osho (Bhagwan Shri Rajnísh)